diumenge, 14 d’octubre de 2012

Cristina Macía: “El gobierno de Cersei me recuerda mucho a la España actual”

Opinió 



Si voleu llegir la traducció al català ho podeu fer aquí.

Nos sentamos en una terraza de Avilés para tomar algo durante la entrevista y nada más enciendo la grabadora le suena el móvil. El tono no podía ser más oportuno, ya que se trata del tema principal de la serie de televisión de Juego de Tronos. Cristina Macía, la traductora de Juego de Tronos (George R.R. Martin) al castellano, habla con Adria’s News durante el Festival Celsius 232 de Avilés. Charlando con ella uno se da  cuenta de que es una persona apasionada y divertida como pocas; es alguien que disfruta mucho lo que hace. Macía admite que le encanta Tyrion Lannister, su libro favorito es Festín de Cuervos y se atreve a comparar los libros de Martin con la política actual.



Hace apenas unos días estabas en la Semana Negra de Gijón y ahora te encuentro en el Celsius 232. ¡No paras!
¡Claro que no! Me pagan por divertirme. Siempre lo he dicho; desde el principio, desde que empecé a trabajar y cobré el primer cheque: me pagan por divertirme.
Entrando en tu Facebook descubro que has estudiado en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. De allí a Poniente hay un buen trecho…
[Risas] ¡Están más próximos de lo que parece! Luego estudié en la Universidad Invisible de Terry Pratchett y trabajo en Destrucción Mutua Asegurada S.L.
Me estás asustando un poco. Espero que podamos acabar la entrevista sin problemas.
¡Lo que pasa es que yo soy muy friki!
Ahora ya estoy más tranquilo. ¿Cómo entraste a formar parte de este ‘juego’?
Lo referente a Juego de Tronos es muy fácil. Lo edita Gigamesh; Gigamesh es Alejo Cuervo el editor y a Alejo Cuervo el editor lo conozco hace 30 años, cuando no era Alejo Cuervo el editor, ni siquiera Alejo Cuervo el librero, sino el Alejo Cuervo que tenía una columna en una revista. Yo leía la columna y con 16 años le pedí un autógrafo y el cabrón disfruta recordándolo [Risas]. Desde entonces hemos trabajado siempre juntos.
¿Sabías en aquel momento que lo que tenías entre manos era un preciado tesoro?
Para nada. A todos los que señalan que se veía desde el principio les digo: “¿Por qué no compraste tu los derechos, entonces?” Cuando me llega un manuscrito no sé el éxito que tendrá y además mis bolas de cristal siempre han demostrado funcionar fatal. Cuando me llegó Juego de Tronos, simplemente pensé: “¡Cómo me voy a divertir traduciendo esto!”
¿Y ahora que ha tenido un éxito descomunal sientes presión?
Presión es lo que sienten los mineros cuando ven que les van a retirar el 60% de los fondos o cuando ven que no podrán dar a comer a sus hijos. Eso es presión. Lo mío no.
Parte del éxito de la saga en España es gracias a tu traducción. ¿Te otorgas parte del mérito?
Me otorgo la parte del mérito que me corresponde. Mi meta es que con la traducción el original no haya perdido demasiado. Una traducción siempre será peor que el original y el traductor, aunque no quiera, es un filtro entre el autor y el lector; un filtro necesario porque no hablamos idiomas. Yo hablo inglés pero necesito una persona que me traduzca del chino. Si puedes prescindir de este filtro, mejor, pero no siempre puedes. Cómo digo siempre: “Si puedes beber de la fuente ¿para qué vas a embotellar el agua?”
Tú eres la traductora pero supongo que tendrás a todo un equipo detrás…
Sí. Traducir traduzco yo, pero luego hay tres o cuatro filtros de correctores. Y todo el mundo pide en esta casa. Gigamesh es una gran familia cuyos miembros nos llevamos a pedradas. Todo el mundo tiene una opinión.
Eso está bien…
¡No! ¡No está bien! ¡Alejo me llamaba a veces a las tres de la madrugada! Cuando tiene una idea necesita compartirla inmediatamente, sea cual sea la hora.

Trabajo “Me pagan por divertirme”



Volvamos a Juego de Tronos. En la mayoría de casos traduces los nombres de los personajes, pero hay otras veces que no, como por ejemplo Erik Ironmaker, Penny o Lady Hornwood…
La mayoría de ellos se traducen, aunque dejo muchos apellidos en la versión original. Excepto el de los bastardos, claro, que se tienen que traducir para entender el mensaje. Mi idea es traducirlo siempre todo, porque en Poniente no se habla inglés y el lenguaje en que se está narrando la obra aquí es el castellano y todo tiene que estar en castellano. Luego viene cuando todo el mundo opina y ya se sabe…
Por otro lado, hay algunos nombres de la saga que cambian mucho del español al inglés, como Gilly, cuya traducción es Elí. ¿A qué se debe?
El caso de Gilly es curioso porque el nombre es el diminutivo de una flor (Gillyflower), que se traduce como ‘Alhelí’; entonces yo también lo he acortado en la traducción y ha quedado como Elí. Si no, tendría que decir: “Hola, me llamo Gilly, que es el diminutivo de una planta que traducida al castellano se llama alhelí”, y eso no tendría sentido.
Pensaba que la traducción respondía más bien a un criterio de pronunciación, ya que mucha gente pronunciaría Gilly como ‘Jili’, que también responde a un diminutivo, como bien sabemos los dos…
[Risas] No es el caso, pero a veces sí que tenemos que traducir casos así. Por ejemplo, había una señora que se llamaba Perra y lo tuve que cambiar. ¡Lo siento en el alma, pero no podía dejarle Perra! [Risas]. Y uno de los viajes de Gulliver es en el país de Laputa. Aquí se hace llamar el país de Lupata o se suprime el cuento directamente. Aún así, hay una queja recurrente. Me dicen: “¿Por qué has traducido el nombre de Jaime?” Pues porque en inglés es así, que quieres que te diga.
Hay un personaje, Hediondo, que siempre está haciendo rimas con su nombre. También parece haber sido especialmente difícil de traducir…
¡Sí, mucho! Si hubiera sabido que seguiría saliendo en el quinto libro le hubiera puesto Asqueroso, que tiene más rimas.
¿Cómo es el proceso de traducción de Juego de Tronos?
Mucha gente se piensa que cuando Martin acaba un capítulo me lo envía. Pues no. Esta es una editorial muy fan en el sentido que todos somos muy entusiastas, pero también es una editorial profesional. No hacemos trabajo de fans. No se empieza a trabajar hasta que no están comprados los derechos.


Traducción “Mi idea es traducirlo siempre todo, porque en Poniente no se habla inglés”


¿Cuál de los cinco libros te ha gustado más?
A mí, y ahora voy a decir lo más incorrecto del mundo, el que más me ha gustado es el que menos ha gustado a todos los demás: Festín de Cuervos.
¿Por qué?
Porque tiene una cantidad de política brutal. A mí las batallas me gustan pero me cuestan más de traducir. La parte que más disfruto es la de las intrigas políticas, las traiciones, las maquinaciones… En este sentido me gusta la parte de Dorne, que es una parte que me tuvo enganchadísima.
Pues todo el mundo dice que Festín de Cuervos es el más aburrido de los libros…
 Si te gustan las batallas quizás sí. Estamos hablando de un tablero de ajedrez. En los dos primeros tomos, las piezas se ponen en movimiento. Ahora estamos en los libros del centro y las piezas ya se encuentran en medio del tablero. Las piezas se están poco a poco situando estratégicamente para llegar al brutal desenlace que tanto esperamos.
¿Tienes información privilegiada respecto al final?
Ni una palabra.
¿Qué relación tienes con Martin?
Nos caemos muy bien, tomamos una cañita y no puedo escribirle para que se dé más prisa. Lo siento, amigos lectores, pero no puedo.
¿Cuál es el secreto de la obra de Martin?
No lo sé y si alguien lo supiera, estaría repitiendo la fórmula. Martin escribió obras maestras como Sueño del Fevre, que ha tenido una buena acogida de miles de ejemplares al año, pero nada comparado con el fenómeno Canción de Hielo y Fuego. Y estoy convencida que Sueño del Fevre es una de las mejores novelas de vampiros de la historia y no es una novela peor que Canción de Hielo y Fuego. La clave del éxito, pues, ni idea, y quién diga que la tiene, ¿por qué no está haciendo otra?
¿Has visto la serie de televisión?
Sí, y es genial. Excepcionalmente bien hecha. Me parece que se han tomando unas libertades atrevidísimas y maravillosas.

¿Un personaje?
El de todos: Tyrion Lannister, a quién vamos a mentir. Tyrion es el mejor. Arya es perfecta, pero está loca. A Catelyn la adoro, pero tiene el gran problema que una metedura suya de pata es el desencadenante de la tragedia general. Arma la gorda. Familia, deber, honor… Es un personaje que parece maravilloso ya que siendo de las tierras verdes ha llegado al norte y lo ha asumido como propio. Y seguramente es más norte que todos los Stark, incluso el señor Ned.
¿Con casa te quedas?
Me gustan los que pierden. Y siempre estoy con los perdedores.
¿Los Arryn?
¡Qué coño! Con los Stark porque Martin les está dando una caña inmoral.
¿Te atreverías a comparar Juego de Tronos con la política actual?
El gobierno de Cersei me recuerda mucho a la España actual. Cersei cree que está haciendo sagacísimos movimientos políticos y en realidad es como un elefante en una cacharrería. Me recuerda mucho lo que está haciendo Rajoy, que creerá que está haciendo algo muy sagaz y no me cabe duda que hace lo mejor que sabe. De hecho esto es lo que temo: que está haciendo lo mejor que sabe...

Gigamesh “Es una gran familia cuyos miembros nos llevamos a pedradas”


¿Qué proyectos de futuro tienes?
Cuando acabe este festival voy a coger a mi novio y a mi hija y me voy a largar un mes fuera de España. A parte de esto, Alejo Cuervo anda por ahí muy entusiasta preparando nuevas cosas para Gigamesh y a todo lo que propone Alejo yo me apunto.
Tu trayectoria con Gigamesh es larga. Supongo que el género fantástico será tu favorito…
La fantasía, la ciencia-ficción, la novela negra... Todo lo que son géneros me encanta… [Piensa] Y lo que no son géneros también.
¿Y a parte de los libros de Martin, que novelas te gustan?
Mira, me encanta todo lo que escribe Juan Ramon Biedma. Creo que desde que leí su primera novela hasta la última he disfrutado como una animal en todas ellas. Tiene una posa magnífica. Para mi es uno de los grandes prosistas de España. Es inmoral que no sea demasiado conocido. La mejor literatura de zombis la hace él, y uno de los mejores ejemplos es su libro Antiresurrección.
Supongo que después de todos estos años de trabajo tendrás alguna anécdota que contar…
[Piensa] A ver, intento acordarme de algo positivo, pero cuando se trata de fans, a veces… Hombre, toda la campaña que ha organizado Gigamesh ha sido fantástica. La semana de promoción de Danza de Dragones fue tan sumamente divertida que no tiene precio.
De hecho participabas en el trivial de la web…
¡Hombre que si participaba! Fue horrible. Estaba diciendo: “¿Cómo es posible?”, están haciendo un trivial para gente que conoce Juego de Tronos, que para la traductora tendría que estar tirado. ¡Coño, aprobé raspada! ¡Me pasaron por encima todos! Jamás logré el 100%. Pero por el amor de dios, ¡quién se acuerda del nombre de este barco o de ese otro! ¡Que lo escribí hace años! Aunque hay barcos cuyos nombres sí me acuerdo.
¿De verdad?
Es que ciertamente que un barco se diga La polla de Joso es difícil de olvidar. 





Artículos relacionados:

9 comentaris:

  1. Adri, m'estan encantant totes les entrevistes del "cicle Martin", sense excepció. Grandíssima feina!

    ResponElimina
  2. Me n'alegro molt, Dani! Estic molt content que tota aquesta FEINADA i ho poso així perquè no et pots imaginar les hores que he sacrificat per preparar, fer, traduir, maquetar i promocionar totes aquestes entrevistes, hagi arribat a bon port! Ets un dels pocs seguidors fidels que tinc! Moltes gràcies! :)

    ResponElimina
  3. Muy divertida e interesante la entrevista. Se la pasa grande esta mujer al traducir estos libros.

    Gracias por la entrada. Saludos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí, se nota que disfruta con su trabajo. Y gracias por comentar, Deigar. :)

      Elimina
  4. Gran entrevista, super interesante. Ah, yo también estoy con los Stark, Martin es un sádico con ellos!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí que es sádico, sí. Pero espero que a partir de ahora no se pase tanto! :)

      Elimina
  5. Pués yo no sé si en Poniente hablan inglés o no, pero el idioma orginal de la novela es el inglés y los nombres no se traducen. La razón que da la traductora para hacerlo es de opereta.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No existe ninguna norma que diga que los nombres propios de las novelas de ficción no se traducen.

      Att. Una traductora.

      Elimina