diumenge, 12 abril de 2015

Patrick Rothfuss: “I doodled ‘Kvothe’ in a notebook in high school calculus”

Opinió 
                                                      Photo: Anna Guxens.


Si queréis leer la traducción al castellano lo podéis hacer aquí.

When I see Patrick Rothfuss (Madison, 1973) for the first time I can’t help feeling for a second like the Chronicler, avid to know the story of this writer that has seduced with his prose several generations all over the world. The fact that we meet in the Hotel Palacio de Ferrera of Avilés instead of the Waystone Inn or that we don’t have three days to talk about his literary universe but less than an hour doesn’t really matter since talking with Patrick Rothfuss it is so interesting itself that it is not hard to forget everything and let yourself flow with his witty answers that are, in a way, like little stories themselves.

“It’s been a weird couple of years”, says Rothfuss when I congratulate him for the success of his work, The Kingkiller Chronicle trilogy, of which he has already published the first two volumes: The Name of the Wind and The Wise Man’s Fear. They’ve definitely had to be crazy as he has not only been writing the third and last book of the series, but also found time to prepare for the recording of his first audiobook, collect funds for social causes, he has two kids, he has given the green light to turn his books into a television show and has published no less than two more books: The Adventures of the Princess and Mr. Whiffle and The Slow Regard of Silent Things, a spin-off centered around Auri’s character.
Adria’s News interviews Patrick Rothfuss, who is undoubtedly one of the greatest fantasy writers of today, at the Celsius 232 Festival in order to ask about how Kvothe’s character was born, to know if Rothfuss was more like Hemme or Elodin during his university professor years and to see what he has planned to write once he finishes The Kingkiller Chronicle. However, Rothfuss tells me that for a while he had the habit of telling one lie in every interview just because he was getting really bored. We hope this is not the case.

Patrick Rothfuss: “El nombre de Kvothe nació garabateando un cuaderno de cálculo en secundaria”

Opinió 
Foto: Anna Guxens.


You can read the interview in English (V.O.) here.
Traducción de Nua Watford.

Cuando veo a Patrick Rothfuss (Madison, 1973) por primera vez me siento, por un momento, como Cronista, afanoso de conocer la historia de este escritor que ha seducido con su prosa a varias generaciones de todo el mundo. Que en lugar de encontrarnos en la posada Roca de Guía lo hagamos en el Hotel Palacio de Ferrera de Avilés o que no tengamos tres días para charlar sobre su persona y su universo literario, sino algo menos de una hora poco importa, pues dialogar con Patrick Rothfuss es suficientemente interesante para que te olvides de todo lo demás y saborees sus interesantes respuestas como si fueran pequeñas historias.

“Han sido un par de años muy extraños”, comenta Rothfuss cuando le felicito por el éxito de su obra, la trilogía Crónica del asesino de reyes, de la que ya ha publicado los dos primeros volúmenes: El nombre del viento y El temor de un hombre sabio. Y, sin duda, han tenido que serlo, pues no sólo ha estado escribiendo el tercer y último libro de la serie, sino que, además, ha tenido tiempo para embarcarse en la grabación de su primer audiolibro, recauda fondos para causas sociales, tiene dos hijos, ha dado luz verde para que se adapten sus libros a la televisión y ha publicado recientemente dos libros más: Las aventuras de la Princesa y el Señor Fu y La música del silencio, un spin-off que se centra en el personaje de Auri.

Adria’s News entrevista en el Festival Celsius 232 de Avilés a Patrick Rothfuss, sin duda, uno de los escritores de fantasía más destacados del momento para conocer cómo nació el personaje de Kvothe, para saber si cuando fue profesor universitario se parecía más a Hemme o a Elodin y para preguntarle qué tiene pensado escribir cuando acabe Crónica del asesino de reyes. Sin embargo, Rothfuss me advierte que durante una temporada tuvo el hábito de decir una mentira en cada entrevista que daba porque acababa profundamente aburrido. Esperamos que este no sea el caso.

divendres, 27 març de 2015

Relato "Perdido entre las llamas y la bruma de la noche"

Opinió 
Este texto es una adaptación libre del relato corto de Dostoyevski que se titula "El árbol de Noel y una boda".

Era la hora del lobo cuando una oscura nube cubrió la Luna por completo. Mi única fuente de luz era una pequeña vela casi consumida por el crepitar de una llama, que proyectaba sombras alargadas que danzaban por mi dormitorio. Parecía que llevaba eones allí, sentado delante de aquel pergamino aún impoluto, sujetando con delicadeza una pluma, sin saber qué decir o qué escribir. Pero es que la boda de hacía apenas un par de días me había perturbado por completo, despertando en mí memorias que yo creía enterradas; recuerdos congelados que se habían derretido demasiado rápido, sin darme tiempo siquiera a asimilarlos. El baile, la fiesta, la niña… Salí de mi estado de hibernación oyendo, a lo lejos, el triste ulular de una lechuza, perdida en aquel páramo neblinoso al que yo llamaba hogar. Sintiendo la imperiosa necesidad de librarme de mis demonios, mojé la pluma en el tintero con el pulso tembloroso y empecé a escribir…
***
La travesía fue larga e incómoda. La nieve y el hielo que cubrían las estepas siberianas no sólo habían entorpecido mi viaje, haciéndolo ingrato y fatigoso, sino que también habían demorado mi llegada a la mansión. Salí del carruaje sintiendo el crujido de mis frágiles huesos, que se quejaban por la humedad que habían absorbido durante aquellas más de cinco horas marchando por la más absoluta de las intemperies.
Hacía años que no veía a Filipp Aleksiéyevich, por lo que recibí aquella repentina invitación a su fiesta de Navidad con recelo y estupor. Habíamos compartido grandes momentos en nuestra juventud, cierto, pero hacía ya más de una década que no entablábamos correspondencia. Por lo que había llegado a mis oídos, no fui el único que quedó relegado de su siempre atenta compañía, pues por lo que parece, todo su círculo más próximo se vino abajo de la noche a la mañana. Dicen las malas lenguas que empezó a verse con mujeres exóticas del Asia Menor, con condes de pequeños estados centroeuropeos e incluso con sacerdotisas paganas llegadas del Norte. En lo que parecía coincidir todo el mundo es que las nuevas compañías de Filipp Aleksiéyevich tenían algo de inquietante, pues podías descubrirlas llegando por la noche en oscuras diligencias para no volverlas a ver jamás, como si se evaporaran por la madrugada, dejando tras de sí como único halo las hipnotizantes brumas del amanecer.
-       ¿Trae su máscara, señor? –me preguntó un joven enclenque con una leve inclinación de cabeza.

diumenge, 15 febrer de 2015

Prediccions als Premis Oscar 2015

Opinió 

Ja els tornem a tenir aquí. Aquest diumenge 22 de febrer s’entregaran els Premis de l’Acadèmia de Hollywood, coneguts també com a Premis Oscar, que honoren l’excel·lència dels “millors films de l’any” a través de les seves 24 categories. 
Ha estat un any de bon cinema? Podem dir que hem pogut gaudir de petites joies cinematogràfiques, com les nominades Boyhood, The Grand Budapest Hotel o The Tale of Princess Kaguya. Amb tot, com de costum, l'Acadèmia de Hollywood ha obviat total o parcialment a pel·lícules com Mommy, Winter Sleep, Nightcrawler, Gone Girl, Interstellar, The Babadook, Only Lovers Left Alive, Under the Skin o Snowpiercer, totes elles d'una gran qualitat artística.
Des d'Adria's News fem un repàs a totes les seccions dels Premis Oscar i ens aventurem a predir les guanyadores. De la mateixa manera, ressaltem quins són els films que, segons el nostre humil criteri, es mereixerien la cobejada estatueta daurada. Si no heu pogut veure alguna d'aquestes pel·lícules i voleu participar a les quinieles, endinseu-vos en aquest article i que la força del cinema us acompanyi!

dimarts, 10 febrer de 2015

Caroline Link: “I don't think all the German filmmakers have to make a movie about Nazis”

Opinió 

Caroline Link, director of Exit Marrakech.                     Photo: Adrià Guxens


When Caroline Link  (Bad Nauheim, Germany, 1964) started her studies at the University of Television and Film in Munich she couldn’t imagine that only fifteen years later she would win an Oscar. It would be for her film Nowhere in Africa (2001), a very particular portrait of a Jewish family that moves to Kenya to escape from the Nazi regime. With no doubt, the African continent has caught her, since she has now come back to shoot Exit Marrakech, a film that talks about a young man (Samuel Schneider) who decides to experience a liberating trip to get to know himself better and break the chains that tie him to his father (Ulrich Tukur).

Caroline Link: “No creo que todos los directores alemanes tengamos que hacer una película sobre nazis”

Opinió 
 
Caroline Link, directora de Destino Marrakech.             Foto: Adrià Guxens

Cuando Caroline Link  (Bad Nauheim, Alemania, 1964) empezó a estudiar en la Universidad de Cine y Televisión de Múnich no podía imaginarse de ningún modo que sólo quince años después ganaría un Oscar. Sería por la película En un lugar de África (2001), un particular retrato de una familia judía que se exilia en Kenya. Sin duda, el continente africano la atrapó, pues ahora ha vuelto allí para rodar Destino Marrakech, una cinta que cuenta la historia de un joven (Samuel Schneider) que decide hacer un viaje liberador para conocerse mejor a sí mismo y romper las cadenas que lo ligan a su padre (Ulrich Tukur).

dilluns, 12 gener de 2015

Ángel Plana: “Nunca habrá un Goya para los especialistas”

Opinió 
El especialista Ángel Plana. Foto: Roberto Maroto Polo.

Entrevista publicada el mes de agosto en Fotogramas.

Con una larga trayectoria en la industria audiovisual, Ángel Plana (Madrid, 1963) se ha quemado, ahogado, caído, y ha provocado numerosos accidentes de coche en importantes películas (Volver, Salvador, Los amantes del Círculo Polar) y series de televisión (Hospital Central, Periodistas, Compañeros). Además, es el fundador de la primera escuela de especialistas del país, con sede en Madrid y Barcelona.  Adria’s News charla un rato con él antes de su partida hacia el Festival Mundial de Especialistas Prometheus.

dissabte, 27 desembre de 2014

Crítica de 'El somni d'una nit d'estiu' (TNC)

Opinió 


Joan Ollé comenta que no acaba de saber si la seva versió d’El somni d’una nit d’estiu, que es pot veure al TNC fins el 18 de gener, és una obra d’època o contemporània. I té tot el sentit del món, ja que si bé la seva mirada al text de Shakespeare conserva el rerefons atenès del palau del Duc Teseu i el món de les fades no deixa de ser un bosc, l’embolcall amb que ho presenta tot plegat deixa veure una clara influència de la cultura popular del darrer segle. D’aquesta manera hi trobem des de la Blancaneu fins a dues fades amb l’estètica dels personatges de Rocky Horror Picture Show, passant per un Oberon que sembla tret del món del Màgic d’Oz i un Puck amb la cara pintada de Joker.
Precisament, aquest follet entremaliat que treballa pel rei de les fades és un dels personatges més recordats de l’obra, que Ollé dota de molt més protagonisme en la seva versió que no pas té al llibret original. Potser perquè, al cap i a la fi és el nexe entre totes les històries d’amor i desamor; o potser perquè és el personatge que té més matisos, jugant sempre al límit del món dels humans i el de les fades. Amb tot, probablement la decisió neix del voler aprofitar el gran talent de l’actor Pau Vinyals, que dota de geni i histrionisme aquest personatge, ja de per si carismàtic. També està enorme Xicu Masó, el teixidor que acaba convertit en un burro i que captiva a Titània després que aquesta sigui presa d’un encanteri. Malauradament, però, Ollé, en voler esprémer massa el talent d’aquests dos grans còmics, acaba allargant massa algunes escenes, que perjudiquen el ritme global de la funció.
El somni d’una nit d’estiu és una obra plena de gent jove. A part de Vinyals, hi trobem unes encerades Claudia Benito i Laura Pujolàs en els papers d’Hèrmia i Helena, respectivament, i uns més regulars Albert Prat i Guillem Motos fent dels sempre enfrontats Lisandre i Demetri, aquí massa infantilitzats i exempts de la ironia que desprèn el text original. Amb tot, el més decebedor de tot és veure que alguns dels més reconeguts actors del país, com Lluís Marco o Mercè Aránega no aconsegueixen desprendre prou complicitat en els seus papers d’Oberon i Titània, a més a més d’una desaprofitada Victòria Pagès en el petit paper d’Hipòlita, promesa del Duc Teseu.