diumenge, 24 de maig de 2015

Brandon Sanderson: “Nada extraordinario ha podido ocurrir sin imaginación”

Opinió 

Brandon Sanderson.                                                    Foto: Anna Guxens.

Traducción de Nua Watford. Podéis leer la entrevista en V.O. en inglés aquí.
Si tuviéramos que describir a Brandon Sanderson (Nebraska, 1975) con una palabra, ésta sería prolífico. Sin llegar aún a los cuarenta años, Sanderson cuenta, ya, con varias sagas, entre las que destacan Nacidos de la Bruma, Alcatraz, la trilogía de los Reckoners y La Guerra de las Tormentas, entre otras, aunque la mayoría de ellas aún siguen abiertas. “Muchos de esos libros los vendí como novelas individuales, aunque yo sabía, secretamente, que se convertirían en sagas épicas”, confiesa Sanderson. Su secreto parece que subyace en el tomarse su trabajo muy en serio y aprovechar cada instante para escribir algo, ya sea durante sus viajes en avión o entre entrevista y entrevista, pues nos lo encontramos con una pequeña libreta en la mano, no sea que tuviera tiempo de avanzar alguna de sus obras antes de que lleguemos a la cita. Además, los proyectos de Sanderson acostumbran a ser a (muy) largo plazo, pues aunque lo conocimos, sobretodo, por la saga de Nacidos de la Bruma, éste empezó a trabajar en La Guerra de las Tormentas cuando era un adolescente, y reconoce que aún no sabe por cuál de las dos acabará siendo recordado.
Pero Brandon Sanderson no sólo nos ha deleitado con su obra original, sino que también ha tenido el privilegio de concluir La Rueda del Tiempo, la famosa saga de Robert Jordan, cuando éste falleció el año 2007. “Cuando me lo pidieron me sentí aturdido, entusiasmado y horrorizado al mismo tiempo”, cuenta Sanderson, aunque añade que poner el punto y final a la saga fue algo un poco agridulce, pues se quedó con ganas de escribir más sobre los personajes y el mundo de Jordan.
Adria’s News entrevista a Brandon Sanderson, este importante escritor de fantasía , confeso fan de los superhéroes (prefiriendo DC por sobre de Marvel), a quién le encantaría    ver su obra adaptada en forma de videojuegos.


En verano de 2011 escribió una historia en un vuelo a Estados Unidos desde Francia. ¿Ha vuelto a escribir en el avión esta vez?
De hecho he dormido en el vuelo. Es más fácil escribir de vuelta a casa porque de camino hacia aquí me gusta viajar de noche, dormir, y despertar por la mañana ajustado al horario local. Cuando vuelo a casa me gusta hacer lo contrario, me gusta quedarme despierto y dormir al llegar para soportar mejor el jetlag. Planeo hacer algo en el vuelo de vuelta, ya veremos. Lo he hecho desde Francia y desde Taiwan, ¡Así que no veo por qué no tengo que hacerlo desde España también! [Risas].

Es bastante joven y Nacidos de la Bruma es una saga muy popular. ¿Cree que será su saga más importante y por la que será recordado?
No estoy seguro. Nacidos de la Bruma es sin duda la que mejor se vende de momento, aunque La Guerra de las Tormentas la está alcanzando. Creo que probablemente será una de las dos. Todo autor tiende a ser recordado por una obra, y todavía no cuál será en mi caso, pero creo que es una apuesta interesante. Además, tengo la intención de seguir escribiendo Nacidos de la Bruma a lo largo de toda mi carrera, así que será más larga, ¡Ya veremos! Depende de los fans, no de mí.

Tanto en la trilogía de los Reckoners como en Nacidos de la Bruma hay gente que puede obtener poderes. ¿Es una influencia de los superhéroes? ¿Es fan de Marvel y DC?
Lo soy. Me fascina pensar en qué pasaría si a la gente normal le dieran poderes. Lo llevo en diferentes direcciones en cada serie, pero creo que en esencia el género fantástico se pregunta qué haría la gente con habilidades extraordinarias. Es lo mismo en el género de superhéroes, es algo que comparten y que me fascina. Soy un gran fan. Ayer me puse mi camiseta de Iron Man. Hoy me siento más cercano a La Guerra de las Galaxias, por eso llevo esta camiseta [Risas].

Fantasía “Lo más importante no puede ser la magia, tiene que ser la gente”

Brandon Sanderson.                                                       Foto: Adrià Guxens.

Habla mucho sobre esclavos ¿Por qué le interesa tanto este tema?
Creo que hablar sobre cómo la gente de diferentes culturas reacciona a cosas terribles, tales como la esclavitud ilustra o ilumina el espíritu humano. Lo que intentamos hacer con la ficción, básicamente, es explorar la experiencia humana. Cuando escribimos un libro lo que queremos es tomar a alguien muy diferente de nosotros y contar una historia sobre ellos. Cuando leo un libro una de las razones principales es para ver qué hace la gente cuando se enfrenta a situaciones extraordinarias. Eso es algo que me fascina como concepto: cómo tratar con la fantasía de este mundo. Una de las principales características de la fantasía es la habilidad de tomar algo con mucho peso emocional e introducirlo en algo fantástico, donde podemos aislar sentimientos pasionales y tratarlos de modo individual, explorarlos. Tolkien hablaba sobre racismo, pero utilizó enanos y elfos. No quiere decir que no sea importante hablar sobre racismo, pero cuando lo aíslas de lo que ocurre en el mundo puedes hablar sobre ello y quizás ayudar a entenderlo algo mejor.

Fue misionario en Corea del Sur y en sus libros la religión es bastante importante. ¿Quiere transmitir ciertos valores en sus libros?
Siento que, como persona religiosa  que soy, una de las cosas que más miedo me dan es emplear mal la religión, pero como creyente siento que es mi trabajo intentar explorar todos los ángulos posibles. Creo que lo que más me molesta en una historia es encontrar a alguien creyente, como yo, y que sea el idiota, un personaje unidimensional. Siento que mi trabajo es ver todos los ángulos, porque así es como nos entendemos entre nosotros, desde diferentes puntos de vista. Quiero explorar la religión en todos los sentidos: quiero explorar qué es ser ateo, agnóstico, creyente acérrimo, algo en medio, qué crisis nos afectan... Todo ello es parte de la experiencia humana, y yo aprendo y tengo nuevas experiencias leyendo sobre gente y tratando así a los personajes.

En Nacidos de la Bruma la religión es a la vez algo que inspira y ayuda y algo que controla y se aprovecha de la gente. ¿Qué predomina en nuestro mundo?
Creo que la religión utilizada de buena manera es una de las cosas más inspiradoras de este mundo, pero todas las cosas poderosas que existen en el mundo son también las más fáciles de corromper por las razones erróneas. Quiero decir, el espíritu humano se siente impulsado a hacer algo y es una de las cosas más increíbles del mundo, el impulso a hacer algo artístico, una obra maestra; pero el mismo impulso llevado en la dirección errónea…Nadie ha sido oprimido por una persona vaga, ningún vago ha creado un genocidio, ni una obra de arte. Es el mismo espíritu que puede ser llevado de buena o mala manera. Cuanto más poderosa sea una cosa, más malvada o más noble puede llegar a ser.

Insensibilidad “Lo que más me molesta en una historia es encontrar a alguien creyente, como yo, y que sea el idiota”

Brandon Sanderson.                 Foto: Anna Guxens.

Mistborn: Shadows of Self  será publicado en otoño de 2014. ¿Es el segundo libro de una trilogía ambientada tras la primera? ¿Recomendaría leer primero la original o no importa porque funcionan por separado?
Creo que es posible si se quiere. De hecho, he recibido correos de gente que ha leído sólo la segunda y ha tenido una experiencia diferente y muy interesante, así que sí, creo que es posible.

Yo me imagino Nacidos de la Bruma más como un videojuego que una película o serie ¿Y usted?
Me encantaría que hicieran un videojuego, he jugado toda mi vida así que no puedo negar la influencia que ha tenido. Lo que me encanta sobre la ficción es que puede hacer lo que el videojuego no puede. Me gustan los videojuegos pero los libros son mi primer amor, así que voy a escribir lo mejor que pueda y quizás alguien querrá hacer un videojuego de ellos.

¿Y le gustaría que hicieran una película o serie de sus libros?
Sin duda me gustaría que alguien lo hiciera, pero como nunca he escrito guiones no creo que pudiera escribir uno suficientemente bueno. Buscaría a alguien que lo pudiera traducir.

Acabó la serie de Robert Jordan La Rueda del Tiempo. Sé que era fan de la serie, pero ¿llegó a conocer a Jordan?
Lo vi pasar ante mí una vez en una convención, eso es todo. No llegué a conocerlo. Me daba demasiada vergüenza simplemente ir a estrecharle la mano, y ahora me arrepiento. Nunca le conocí, fue su mujer [Harriet McDougal] quien me eligió cuando él falleció.

¿Y qué pensó entonces?
Fue una locura, una llamada de teléfono. Me llamó y preguntó si quería acabar la serie. No me lo esperaba, me quedé atónito, fue increíble y me daba muchísimo miedo. Todo a la vez. 

Libros “Tengo demasiadas series abiertas, por lo que tengo que tener mucho cuidado de no abrir ninguna más”

Brandon Sanderson.                                                       Foto: Anna Guxens.

Sé que Robert Jordan dejó algunas notas. ¿Fue difícil seguirlas o iban directo al grano?
Había una mezcla. Escribió un epílogo que fue de mucha ayuda porque sabía hacia dónde se dirigía, pero no escribió el clímax ni el final. Escribió algunos momentos importantes de los personajes pero no otros. Hay un personaje que se llama Perrin [Aybara] sobre el que Jordan no había dejado notas excepto una pequeña anotación sobre qué le sucede cuando la serie ha acabado, así que había un vacío. Para Egwene [al’Vere], otro de los personajes principales, había escrito las escenas principales, el arco narrativo, con una estructura explícita, y qué hacer en ciertos momentos durante la historia, así que fue más fácil.

¿Va a escribir algo más en el mundo de Robert Jordan?
Me encantaría, pero no creo que él quisiera. No le gustaba que otra gente escribiera en su mundo y fue muy reticente a dejar a alguien acabar la historia. Como creo que a él no le gustaría creo que no debería, así que no voy a escribir nada más. Ha llegado el momento de dejarlo reposar, aunque por una parte me sabe mal. Me han fascinado esos personajes desde que era niño y no poder escribir más historias sobre ellos es un tanto agridulce.

Tiene una serie que comienza con Alcatraz contra los malvados bibliotecarios. ¿Cree que los bibliotecarios son mala gente? ¿Ha tenido malas experiencias?
Bueno, más que nada me río de ellos. Una vez me echaron de la biblioteca donde trabajé tres meses, pero no fue por eso. Creo que a los bibliotecarios les gusta reírse de sí mismos. Un día, pensando sobre qué es lo más gracioso que puedo concebir, lo primero que me vino a la cabeza fue una bibliotecaria anciana con gafas en un chal, sentada en su escritorio con un hacha de guerra bajo la mesa por si alguien sacaba el libro erróneo. Me pareció muy gracioso, así que lo utilicé en el libro.

Reconocimiento “Todo autor tiende a ser recordado por una obra, y todavía no cuál será en mi caso”

Brandon Sanderson.              Foto: Anna Guxens.

Casi toda su obra se compone de series. ¿Es porque le gusta contar historias largas? ¿Por qué no publica más novelas individuales?
En realidad depende de lo que me apetece. He convertido muchas novelas individuales en relatos largos, porque no tengo suficiente tiempo para hacer todo lo que quiero. Un buen ejemplo es El Alma del Emperador; en lugar de escribir una novela lo transformé en un relato largo y funciona muy bien. Creo que haré más hasta que acabe algunas de las series. Tengo demasiadas series abiertas así que tengo que tener cuidado de no empezar más.

Todavía tiene que publicar más libros de La Guerra de las Tormentas, de Rithmatist, de la trilogía de los Reckoners y de Nacidos de la Bruma. ¿Cómo consigue no volverse loco con tantas series abiertas?
Voy mucho de una a otra. Así es como consigo mantenerme fresco y creativo, trabajando en diversos proyectos a la vez; pero creo que necesito cerrar algunos de ellos. He escrito el último libro de Alcatraz, todavía no se ha publicado pero ya lo he entregado, así que esa serie está cerrada. Planeo escribir el último libro de La Trilogía de los Reckoners este otoño [se refiere a otoño de 2014], así que serían dos cerrados. Nacidos de la Bruma y La Guerra de las Tormentas no van a acabar en mucho tiempo. Incluso para Nacidos de la Bruma, cuando acabe esta trilogía voy a escribir más, y La Guerra de las Tormentas va a tener diez libros. El siguiente que quiero acabar es Rithmatist, y habré acabado todas mis series infantiles. La trilogía de los Reckoners es más adulta, pero Alcatraz y Rithmatist habrán acabado. Siento que tengo demasiadas cosas abiertas…

El plan es que La Guerra de las Tormentas tenga diez libros. ¿Cómo lo puede saber tan temprano?
He planeado mucho la serie, llevo trabajando en ella desde que era adolescente y la estructura se centra en diez personajes. Cada libro tiene un flashback del personaje y se centra en su vida, así que sé que habré acabado una vez haya escrito los diez personajes.

Rueda del tiempo “Vi una vez a Robert Jordan, pero me dio mucha vergüenza ir a estrecharle la mano y ahora me arrepiento”

Brandon Sanderson.                                                        Foto: Anna Guxens.

¿En qué orden va a realizar los próximos proyectos?
Para los fans de La Guerra de las Tormentas, el tercer libro será sobre Szeth, el asesino de blanco, el cuarto sobre Eshonai, y el quinto Dalinar.

Ganó el premio UPC de una de las universidades de mi región, Catalunya. ¿Qué nos puede decir sobre esa experiencia?
Fue increíble. Fue genial. Me gustó mucho Barcelona. Cuando era más joven no sabía mucho sobre fantasía y ciencia ficción europea ni cómo publicar aquí. De hecho, fui a Barcelona antes de ganar el premio, descubrí de su existencia y empecé a visitar España y Francia, por lo que cuando me presenté al premio ya entendía mejor lo que ocurre aquí, y lo emocionante que son la fantasía europea y sus fans.

Hizo un máster en escritura creativa. Sé que estos programas son muy populares en Estados Unidos, pero en España no son nada habituales. ¿Cree que un escritor debe estudiar cómo escribir?
Creo que un escritor debería estudiar, pero no necesariamente en la universidad, puedes hacerlo por tu cuenta. Ir a la universidad ayuda porque tienes a alguien que te guía, un mentor. Ir a clase y oír a alguien hablar sobre cómo escribir sólo ayuda un poco, y tener un mentor puede ayudar más, pero lo más importante es practicar. También puedes hacerlo por tu cuenta, aunque se tarda un poco más. Nadie que quiera ser escritor tendría que preocuparse por no tener un título. Es decir, si las personas que leen esto quieren ser escritores, lo único que tienen que hacer es practicar. Internet y la posibilidad de publicar online han democratizado mucho la industria, que está mucho más abierta a nuevos autores, así que id a por ello.

Multi-tasking “Trabajar en varios proyectos a la vez me mantiene fresco y creativo”

Brandon Sanderson y el periodista Adrià Guxens.         Foto: Anna Guxens.

¿Cómo se le ocurrió la idea de basar toda su obra en un universo ficticio llamado Cosmere?
Tenía inspiración específica en la que basarme. Isaac Asimov conectó sus series de robots y su Fundación, que para mí fue increíble, ya que vi de niño que ¡ocurren en el mismo universo! Michael Moorcock también lo hizo un poco, así que la idea de un universo conectado no es mía. Lo innovador es que siento que muy pocos autores lo han hecho desde el principio, simplemente miran hacia atrás y lo conectan. Yo decidí crear las reglas fundamentales de la magia y enseñar diferentes interpretaciones en diferentes mundos, cómo la gente trabaja con ella. Fue muy emocionante. Me inspiré en Asimov y Moorcock y lo llevé más allá con la idea de que hay una historia tras la historia. Parte de ello también fue porque cuando empecé a escribir me di cuenta de que si hacía una trilogía y el primer libro no vendía no podía publicar el segundo, pero si llevas un libro diferente o una novela individual a alguien que rechazó el primero, normalmente querrán leer el siguiente. Lo que intenté hacer fue escribir muchos primeros libros y ver cuál de ellos funcionaba, pero también quería hacer novelas épicas, y tratar de esconderlas tras las escenas de estos libros era una manera de salir ganando en todos los aspectos; el escribir novelas individuales para empezar a publicar mientras hacía, secretamente, una novela épica muy larga.

Tiene tres leyes de la magia. ¿Cuál es la más importante? [1. “La capacidad de un autor para resolver un conflicto con magia es directamente proporcional a lo bien que el lector haya comprendido dicha magia”, 2. “Limitaciones > Poderes” (o en otras palabras, las debilidades de un personaje son más interesantes que sus habilidades y 3. “Expande lo que ya tienes antes de añadir algo nuevo”].
De hecho, es la número cero, de la que no he escrito nada. La ley cero es “Ponte siempre de lado de lo que es genial”, que quiere decir que siempre elegirás lo que es genial. Debes recordar que al escribir quieres que la historia sea interesante, intensa y divertida. Mis leyes de la magia me ayudan a conseguirlo. Lo más importante no puede ser la magia, tiene que ser la gente. Así que me tengo que decir a mi mismo todo el rato que lo importante es que sea genial y que las leyes deben ayudar a ello en lugar de ser el medio en sí mismas.

Convertirse en escritor “Tener un mentor puede ayudar en tu escritura, pero lo más importante es practicar”

Brandon Sanderson.                                                       Foto: Anna Guxens.

¿No cree que hoy en día muchos autores utilizan la magia como un comodín que puede ser usado para resolver cualquier situación?
Eso pasa mucho, y es lo que dice la primera ley, básicamente, que debes hacer una historia completa, no utilizar magia para resolver tus problemas. Debes crear buenas reglas para tu magia y hacer que los personajes resuelvan sus problemas con las herramientas que tienen. Pero a la vez los libros de Harry Potter lo ignoran bastante, y son muy buenos. [J.K. Rowling] se posiciona con lo genial, y eso tiene más importancia que el resto. Creo que los libros podrían haber sido algo mejores si hubieran sido más consistentes, pero se vendieron 400 millones, o lo que sea, y J.K. Rowling ha escrito una serie fantástica, así que no puedo decir que debería haber hecho esto o lo otro, ¡debería estarle preguntando cómo lo hizo! [Risas].

¿Cree que hay una concepción negativa sobre fantasía y la ciencia ficción?
Sí. Creo que está disminuyendo, pero es aún un prejuicio. Hay dos prejuicios principales: uno viene de la comunidad literaria, los que escriben ficción literaria, que consideran que la ciencia ficción es frívola. Otro de la gente que no lee mucho y dice que no es real, y por eso no es importante. Ambos son erróneos. Al hablar de ello la gente no tiene mala intención, simplemente no entienden la importancia de la imaginación. Me gustaría decir que nada extraordinario ha ocurrido sin imaginación. Los hermanos Wright, los primeros en crear un avión, no hubieran podido hacerlo sin la creatividad e imaginación necesarias para imaginar un mundo diferente. Sin imaginación nunca harás algo maravilloso.

¿Qué debemos cambiar para que la gente lo acepte, entonces?
Creo que la gente debe darle una oportunidad a la experiencia. Por eso creo que Harry Potter o las películas de El Señor de los Anillos lo están cambiando. Si la gente  decide leer Harry Potter y se da cuenta de que les ayuda a imaginar, a sentirse diferentes… Si pudiéramos simplemente reconocer que los sentimientos son importantes… Parece que nos centramos demasiado en el pensamiento. Nos centramos en si los libros nos dan algo con lo que pensar, y no en la emoción que nos inspiran. Creo que inspirar emoción es tan importante como inspirar reflexión, pero en nuestra sociedad se  concibe a las emociones como malas. Creo que si nos diéramos cuenta de que sentir está bien, todo iría mejor.

You can follow us in our Facebook page or on Twitter!

Reto “Pienso que inspirar emoción es tan importante como inspirar reflexión”
Brandon Sanderson.              Foto: Anna Guxens.

  Related articles

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada